ENCONTRAR UN ARQUITECTO

en menos de 3 minutos

Descubriendo la arquitectura High-Tech

 

¿A qué se le denomina arquitectura high-tech?
 

La high-tech es un movimiento arquitectónico que nace en los años 70 y consiste en incorporar elementos industriales y tecnológicos en la concepción de todo tipo de edificios, viviendas, oficinas, museos y fábricas.


Este estilo aparece como una continuación de la arquitectura moderna. Los personajes más conocidos de esta corriente arquitectónica son principalmente Renzo Piano y Richard Rogers, junto con otros arquitectos ingleses como Norman Foster, Michael Hopkkins y el ingeniero Peter Rice.
 

Inicios
 

HSBC Bank-Hong Kong 

La arquitectura high-tech fue nombrada de esta manera por el libro de los críticos de diseño Joan Kron y Suzanne Slesin “High Tech: The Industrial Style and Source Book for The Home”, publicado en noviembre de 1978 por la editorial Clarkson N. Potter en Nueva York. 


Este libro, ilustrado por muchísimas fotografías, muestra cómo los diseñadores, los arquitectos y simples particulares se apropiaron de objetos industriales clásicos (bibliotecas, vasos de precipitado, caballetes metálicos, elementos de cocina industrial, dispositivos de iluminación para fábrica o aeropuerto, mantas de mudanza, alfombras industriales), encontrados en catálogos destinados al sector industrial, y le dieron un uso doméstico.
 

Características

 

Edificio Lloyd, Londres, por Richard Rogers 

Todas las arquitecturas high-tech han sido elogiadas, y sus elementos técnicos han sido promocionados, con una presentación ostentosa de componentes técnicos y funcionales de los edificios.


Las paredes de vidrio y las estructuras en acero son también retomadas por los arquitectos del high-tech.  

Para valorizar los elementos técnicos, estos son frecuentemente posicionados al exterior, acompañando la estructura portante que salta a la vista. 


La fachada high-tech es una pared decorada con los elementos constructivos.
La arquitectura high-tech surge en cierta manera como respuesta al desencanto creciente con la arquitectura moderna, el cual intentaba apaciguar desde antes el brutalismo.
Uno de los objetivos de la arquitectura high-tech consiste en aportar novedad a la estética de los edificios no industriales inspirándose en las estructuras industriales y retomando sus elementos.


La arquitectura high-tech tiene como misión de darle a todo objeto o espacio, una apariencia conforme a la época industrial.
 



 Centro Pompidou- Paris 

Uno de los ejemplos más típicos es el centro Pompidou en París donde el sistema de ventilación se expone de una manera espectacular en una de las fachadas. 


El sistema de acceso a los pisos también se encuentra instalado en el exterior, y la fachada tiene grandes tuberías de circulación en zigzag, la ventaja de esto es que se tiene más espacio al interior del edifico para las exposiciones.


Esta tendencia de estética industrial ha sido fomentada con la transformación del espacio industrial en un espacio habitado. 


Este tipo de arquitectura se utiliza también como una restauración curativa que remodela inmuebles abandonados y los transforma en lofts.


El propósito de esta corriente es desarrollar y mejorar al mundo con las nuevas tecnologías.

Para darle vida a sus proyectos, encuentre a los arquitectos de su región en encuentra-tu-arquitecto.com

Artículos similares



¿Es usted arquitecto/a

y quiere aparecer en nuestra web?

¡CONTÁCTENOS!