ENCONTRAR UN ARQUITECTO

en menos de 3 minutos

¿Cómo reformar una casa de piedra?

 

Las casas de piedra tienen un encanto y un toque único. Aunque su apariencia singular pueda ser seductora es necesario ser consciente de que este tipo de bien inmueble necesita un mantenimiento constante. Además, la piedra es un material natural que tiene sus peculiaridades. Por lo tanto, reformarla requiere de una atención especial. Las soluciones para reformarla varían por ejemplo según el tipo de piedra. Aquí os dejamos algunas indicaciones para realizar exitosamente la reforma de una casa de piedra. 


La reforma depende del tipo de casa de piedra


 
Existen varios tipos de casas de piedra. Esto depende de la región en la cual se encuentran. Por ejemplo, en Asturias, los pueblos tienen las casas hechas de piedra caliza. En Guadalajara, predominan las construcciones en pizarra negra. Estos diferentes tipos de piedra necesitan cada uno un tratamiento específico, y la frecuencia con que requieren mantenimiento también varía. 
Por ende, los problemas identificados con las construcciones no son los mismos si la casa está hecha de piedra caliza, de granito, piedra arenisca o moleña. Asimismo, la ubicación geográfica juega un papel importante en las degradaciones que puedan sufrir. La humedad, la brisa marina, la contaminación, las heladas, o incluso el sol son condiciones que repercutirán en las fachadas de piedra. La reforma de una casa de piedra necesita atención especial. Como la piedra es un material sólido, en general se prevé una reforma cada 15 o 20 años. 


Pasos para reformar una casa de piedra


 
Antes de iniciar una de estas obras, es necesario fijarse no solo en las características de la casa misma, sino también informarse sobre las posibilidades de reforma y los permisos requeridos que dependen de la región en la cual se sitúa la casa en cuestión. Estas condiciones son explicadas en las disposiciones urbanísticas de vuestra comunidad autónoma, las cuales podéis conseguir en la Oficina de Urbanismo del ayuntamiento. 
 
Una vez que tengáis conocimiento de las obligaciones, se debe llevar a cabo un estudio. 
 
Para hacer este estudio detallado, deberéis acudir a un profesional cualificado. Un arquitecto especialista en la forma de piedra os ayudará a entender mejor la envergadura de la obra. Durante tal estudio, todos los elementos deben ser analizados detalladamente: el estado de los muros, del suelo, de la carpintería, del tejado, del aislamiento, etc. Varios análisis pueden ser efectuados, como de electricidad, gas, amianto. Si queréis, vosotros también podéis solicitar un balance de energía de vuestra casa. 
 
Si en la reforma se planea derribar un muro de carga o agregar un piso, se deberá hacer con anterioridad un estudio técnico de la infraestructura. 
 


El aislamiento en el centro de la reforma de una casa de piedra
 


La humedad y el ascenso capilar


Los problemas vinculados a la humedad son frecuentes en las casas de piedra antiguas. A menudo olvidamos que la piedra es un material vivo que necesita respirar. Por ello, la estanqueidad de los suelos, por ejemplo, puede provocar problemas relacionados con la humedad porque esta se acumula en los muros. Consecuentemente, es imperativo identificar y tratar las causas de la humedad y de la ascensión capilar al interior y al exterior de la casa antes de empezar los trabajos. 


El aislamiento térmico


La piedra tiene propiedades térmicas excelentes, esto evidentemente se debe al grosor de los muros. No obstante, a largo plazo, la inercia térmica pierde su efecto y el aislamiento no funciona de manera tan eficaz, provocando un desperdicio de energía. 
 
Consecuentemente, algunos trabajos de aislamiento tendrán que ser realizados. De acuerdo con el documento básico de ahorro de energía DB HE del Código Técnico de la Edificación, es obligatorio adaptar y apropiar todo edificio para que se garantice el bienestar térmico de sus ocupantes. Es importante recordar que una casa de piedra también está incluida en dicha ley. A menudo las personas escogen el aislamiento desde el interior. 
 
También es aconsejable remplazar los marcos para evitar los desperdicios de energía. Para una luminosidad mayor es preferible un cambio completo de los marcos. 
 
Estos trabajos mejoran el rendimiento energético de una casa de piedra y la volverán así más cómoda. 


 
Algunas ideas de reforma interior de casa de piedra


 
Reforma de una casa de piedra antigua


Nuestro estilo de vida al igual que las tendencias respecto a la decoración, han evolucionado desde la época en la que vuestra casa de piedra fue construida. 
Para una casa construida en los años 30, es aconsejable derribar los tabiques para disminuir el número de habitaciones y aumentar la superficie. De igual manera, en las casas de los años 50 es posible aprovechar el espacio del subsuelo para convertirlo en espacios habitables. 
 


Restauración de una casa de campo


Las casas de campo en piedra por lo general son infraestructuras amplias y largas. Es importante pensar en la distribución de las habitaciones teniendo en cuenta su disposición y la entrada de la luz natural. 
 


Reforma de una casa señorial de piedra 


En este tipo de proyecto es importante conservar todos los elementos que le dan la identidad a una casa burguesa como el parqué antiguo, las baldosas de tierra cocida a la antigua, vigas vistas, etc. Después, sería interesante combinarlas con materiales más contemporáneos para modernizar vuestra casa señorial de piedra sin perder su encanto. 
La reforma de una casa antigua es una obra de gran envergadura en la cual es necesario recurrir a un equipo de profesionales dirigido por un arquitecto cualificado en la asistencia a la dirección de obra.
Para toda transformación o rehabilitación de viviendas encuentre a los arquitectos de su región en Encuentra-tu-arquitecto.com

Artículos similares



¿Es usted arquitecto/a

y quiere aparecer en nuestra web?

¡CONTÁCTENOS!