ENCONTRAR UN ARQUITECTO

en menos de 3 minutos

Reformar una casa en zona con riesgo de inundación

 


Fenómenos naturales como las lluvias torrenciales, la gota fría o los propios efectos del cambio climático hacen que el riesgo de inundación de nuestro hogar aumente dependiendo de la zona. Como actualmente hay períodos más prolongados de sequías, el terreno está más seco y cuando llueve no es capaz de absorber la humedad. Para saber más sobre cómo abordar una reforma sin contar con una empresa de reformas, haga clic aquí.
De esta manera, las viviendas situadas cerca de ríos, la costa, o los bajos de los edificios a pie de calle corren mayor riesgo de inundación durante estas épocas. Si ha padecido una inundación y necesita reformarla o rehabilitarla, aquí tiene varios consejos para llevar a cabo su proyecto e incrementar la seguridad y tranquilidad en su hogar. Lea también sobre los tipos de subvenciones y ayudas que existen para reformar el hogar.

 
Haga un diagnóstico de su casa


Si debido a una crecida de agua o a un temporal el agua ha entrado a su casa, pida ayuda a un profesional lo más rápido posible para hacer un estudio de vulnerabilidad con el fin de saber cuáles son los elementos que necesitan una reforma o rehabilitación, ya que los daños causados por catástrofes naturales no siempre son visibles. Una vez que conozca lo que necesita una rehabilitación, puede aprovechar para hacer una pequeña reforma para reforzar la seguridad de su hogar.


Opte por materiales impermeables


Evidentemente, si opta por suelos y acabados impermeables como el hormigón o el embaldosado resultará más fácil y barato restaurarlos tras una inundación que, utilizando parqué, por ejemplo. (Leer ideas económicas para reformar). En lo que respecta al mobiliario, trate de buscar muebles resistentes a la humedad y ligeros para poder desplazarlos rápidamente. 

Si además va a aprovechar para mejorar el aislamiento, procure escoger materiales resistentes al agua, como los paneles sintéticos.


Proteja su casa desde el exterior


Por medio de unas simples soluciones, puede aumentar la protección del hogar desde el exterior. Conseguir un hogar más o menos hermético puede ser una primera barrera contra las inundaciones y disminuirá las posibilidades de que el agua entre en casa, el garaje o el sótano.
Preste especial atención al mantenimiento de la fachada, ya que cualquier grieta, por pequeña que sea, puede ser susceptible de ocasionar daños importantes durante una inundación.


Herramientas para drenar el agua


Si a pesar de todo, el agua ha conseguido entrar en casa, sería conveniente contar con una bomba de agua que permita drenarla rápidamente y disminuir la gravedad de los daños.


Algunos consejos para minimizar los daños


Vivir en zonas expuestas a inundaciones puede ser todo un desafío y una fuente de preocupación que puede hacer que no nos sintamos seguros. Una vez se haya reformado la casa para prevenir riesgos, aquí tiene algunos consejos para organizar su casa y evitar graves daños materiales. Por ejemplo, si la casa tiene varios pisos, en la planta baja puede tener habitaciones flexibles, es decir, colocar mobiliario ligero, que pueda ser impermeable y colocar los electrodomésticos o aparatos eléctricos en los pisos superiores.
Asimismo, si vive en zonas con alto riesgo de inundaciones y tormentas eléctricas, contar con un generador de emergencia puede ser una gran inversión.
Para sus proyectos de reforma, encuentre al arquitecto perfecto para su proyecto en Encuentra-tu-arquitecto.com
Si quiere más información sobre las etapas para la reforma de una casa antigua, haga clic aquí. 
 

Artículos similares



¿Es usted arquitecto/a

y quiere aparecer en nuestra web?

¡CONTÁCTENOS!