ENCONTRAR UN ARQUITECTO

en menos de 3 minutos

Reforme su casa usted mismo

Si su casa necesita un lavado de cara porque se ha dado cuenta de que lleva mucho tiempo retrasándolo, puede que considere hacerlo por su cuenta (ver ¿por dónde empezar una reforma?). Siempre y cuando tenga claro que la seguridad es muy importante y tome una serie de precauciones, emprender una reforma de este tipo poder ser una manera más económica de hacer su reforma.


Planificación


Si cuando contamos con una empresa de reformas necesitamos tener una idea clara de nuestro proyecto, cuando somos nosotros los que nos ocupamos por completo de la renovación, la organización y la preparación de un presupuesto es aún más importante. Cuanto más detallado sea nuestro plan, menos imprevistos nos encontraremos por el camino, ya que no tendremos a nadie a nuestro lado que nos asesore durante el proceso. Generalmente, cuando uno hace la reforma sin contar con una empresa de reformas, lo más indicado es prever un margen de aproximadamente un 10% del presupuesto para evitar retrasos en la obra. 
Aparte de elaborar un presupuesto detallado y contar con un margen de error, la planificación previa es esencial, y esto incluye cómo organizar las diferentes etapas de la renovación, los materiales que va a utilizar (mejor comprarlos todos de antemano, para evitar retrasos durante el transcurso de las obras).
Además, aunque estemos realizando las obras nosotros mismos, si la envergadura de las obras es lo suficientemente grande, tendremos que pedir un permiso de obras. Así que es también conveniente preguntar en su ayuntamiento si es necesario pedir algún tipo de permiso. Asimismo, es posible que pueda acceder a alguna subvención para su proyecto de renovación.


Herramientas y materiales


Por supuesto, para emprender uno mismo la renovación del hogar es necesario hacerse con algunas herramientas. En muchos casos podemos alquilarlas, ya que es posible que las utilicemos únicamente durante la obra, (algunas pueden ser bastante específicas). Si, por el contrario, la reforma va a ser obra menor (por ejemplo, el color de las paredes, renovar el mobiliario, etc.) es posible que ya contemos con parte del material necesario para efectuar las obras. Además, tienen un precio mucho más reducido. 
Con respecto a los materiales, dependiendo de dónde los consigamos, es posible que notemos que los precios son un poco más elevados de lo que nos habíamos imaginado. Normalmente, las empresas de reformas obtienen los materiales a un precio más bajo, por lo que en muchas ocasiones ofrecen descuentos a los clientes. Por eso, si necesitamos una gran cantidad de materiales, es posible que lo que nos ahorremos con la mano de obra no compense tanto como nos habíamos imaginado el precio final de la reforma.


Seguridad


Sin embargo, el elemento más importante cuando uno mismo quiere hacer una reforma es la seguridad. Por lo tanto, formarse en las técnicas desconocidas o uso de herramientas que no ha usado antes es esencial. Además de su seguridad, esto también puede ayudar para respetar los plazos de tiempo que se ha propuesto. 
De todas maneras, no dude en pedir ayuda a un profesional si piensa que es necesario. Conseguir el mejor resultado respetando todas las medidas de seguridad debe ser una prioridad.
Si se siente perdido frente a la reforma, lea nuestros artículos sobre cómo renovar su casa con poco dinero, o cómo renovar una casa en zona con riesgo de inundación y consejos para reformar la casa.


En Encuentra tu arquitecto, encuentre al mejor profesional para su reforma.

Artículos similares



¿Es usted arquitecto/a

y quiere aparecer en nuestra web?

¡CONTÁCTENOS!