ENCONTRAR UN ARQUITECTO

en menos de 3 minutos

Etapas de la reforma del hogar

Si está considerando renovar su hogar, ya sea con ayuda de una empresa de reformas o usted mismo, la obra debe dividirse en varias etapas y estas deben estar muy bien coordinadas, para que la obra se desarrolle lo más cómodamente posible.
Tras la compra de una casa antigua o porque desea modernizar el aspecto de su hogar, un proyecto de renovación requiere una gran planificación y coordinación, y esta puede durar varios meses. Leer ¿por dónde empezar la reforma?


Evaluación de la vivienda


Si la casa no se encuentra en buen estado, pedir una evaluación de nuestra vivienda es una etapa previa fundamental. Gracias a una evaluación, podrá saber qué obras son las más urgentes y necesarias. Además, podrá establecer un presupuesto adaptado (ver reformar con poco dinero), pues así podrá hacerse a la idea de qué partes de la casa necesitarán una mayor inversión.


Despejar la casa y derribar lo necesario


Si su proyecto de reforma va a afectar a la distribución de las habitaciones o estancias, el primer caso consiste en deshacerse de los muebles y decoraciones del hogar para poder trabajar con comodidad. Posteriormente, se puede pasar a derribar las paredes (siempre y cuando no sean muros de carga) y revestimientos o puertas que no se vayan a necesitar. La recolección de este tipo de deshechos debe hacerse conforme a los protocolos de seguridad (saber sobre la reforma de una casa en zona de riesgo de inundación), y recogerse en contenedores para que puedan transportarse de manera segura a puntos de recogida autorizados. Si cuenta con una empresa de reforma, esta etapa viene normalmente incluida en el servicio. 


Albañilería, saneamiento y aislamiento


Esta etapa es perfecta para revisar la albañilería y asegurarse de que la estructura se encuentra en buen estado. Además, si detecta problemas de humedad o de aislamiento de las ventanas o puertas, es el momento de solucionarlo.
Asimismo, si se trata de un proyecto de renovación de una casa antigua, es posible que el exterior también necesite una renovación. Por lo tanto, la rehabilitación del tejado o la fachada, así como el aislamiento exterior se pueden realizar en esta fase.
Mejorar el aislamiento de su hogar le permitirá alcanzar un mejor rendimiento energético y un confort óptimo, ya que así conseguirá mantener su casa fresca en verano y cálida en invierno.


Instalaciones eléctricas y fontanería


Una vez que la seguridad de la casa o el piso están a punto, ha llegado el momento de revisar la instalación eléctrica o la fontanería. Dependiendo del estado y de la edad de la casa, es posible que haya que revisar varias cosas, como la adaptación de las instalaciones a las normas actuales, la renovación del sistema de fontanería, el cambio de sistema de calefacción por uno más moderno, ecológico y con mayor rendimiento, etc.


Decoración interior


¡Su nuevo hogar está cada vez más cerca! En esta etapa es el momento de colocar los revestimientos, suelos, puertas, armarios empotrados y de colocar el mobiliario conforme al estilo que ha elegido. Si además se plantea cambiar los electrodomésticos de la cocina, será conveniente destinar desde el principio una parte del presupuesto, ya que el precio final de esta etapa puede ser mucho mayor del que habíamos pensado.


Contar con un equipo de profesionales


Realizar una reforma integral no es una tarea fácil. Por eso, rodearse de profesionales cualificados es una garantía de éxito. Si además decide recurrir a un arquitecto, podrá beneficiarse de su experiencia y asesoramiento para aprovechar al máximo el potencial de su hogar.


Para todos sus proyectos de renovación encuentre al mejor arquitecto cerca de usted en Encuentra-tu-arquitecto.com


 

Artículos similares



¿Es usted arquitecto/a

y quiere aparecer en nuestra web?

¡CONTÁCTENOS!