ENCONTRAR UN ARQUITECTO

en menos de 3 minutos

El Feng Shui en la arquitectura

 

El Feng Shui (o viento y agua en español) es un arte milenario creado en China que busca armonizar la energía que fluye en el ambiente con los espacios, beneficiando así la salud, el bienestar y la prosperidad de quienes los ocupan.

El Feng Shui en la arquitectura

 

El Feng Shui es una disciplina china taoísta basada en el flujo de energía. También forma parte de la medicina china tradicional, y consiste en mejorar nuestra calidad de vida y de incrementar nuestro potencial modificando la forma y disposición de un espacio.  Este arte ancestral de Asia es una filosofía que se apoya en las ciencias humanas y está construida sobre reglas matemáticas.  El Feng Shui se lleva a cabo con la observación de nuestro entorno y ambiente y del flujo de la energía. Sus reglas buscan recrear en el lugar de vida o de trabajo, la armonía perfecta que nos ofrece la naturaleza. El Feng Shui no es más que una herramienta al servicio del ser humano. 

Ante todo, es una elección de vida que se hace por convicción. El Feng Shui en la arquitectura se considera un factor clave para todo tipo de proyectos ya que éste ayuda a obtener la mejor disposición de un espacio, adaptándola a cada persona, para que todos podamos sentirnos en paz con los ambientes de los lugares que ocupamos.  Los cambios al interior de nuestra casa, u oficina, debemos llevarlos a cabo cuando sintamos la necesidad, es decir, debemos adaptar aquellos lugares junto con nuestro estado de ánimo para lograr una armonía constante.

La entrada, el mejor lugar para comenzar:

 

La entrada es el lugar por donde pasan las energías: debemos mantener nuestra entrada lo más ordenada y despejada posible para que las energías puedan fluir libremente. En este lugar de la casa puede ser conveniente poner un espejo, eso sí, el espejo no debe quedar frente a la puerta.  Ya que según el Feng Shui esto causaría que las energías positivas salgan de nuestra casa. 

Astucias para adoptar el Feng Shui en nuestra cotidianidad 

 

El Feng Shui se utiliza para equilibrar las energías de una vivienda con el fin de que sus habitantes se sientan bien y en armonía con el lugar que ocupan.  Para mantener un equilibrio de las energías de nuestra casa podemos aplicar varias astucias:

  • Favorecer la luz de la entrada
  • No obstruir ni saturar las ventanas
  • Aromatizar con aceites esenciales o con incienso puesto que son instrumentos que propician la relajación y la armonía interior.
  • Colocar plantas verdes, ya que permiten renovar el aire y hacen fluir las energías de nuestras casas.
  • Deshacerse de todo lo innecesario: organizar y seleccionar lo que se quiere conservar de la ropa, la vajilla, etc. Esto hará que nos sintamos liberados y nos permitirá recuperar cierta armonía.

La disposición interna

 

El agua es un elemento fundamental en el arte del feng shui, ella ayuda a relajarnos y a encontrar la calma. Podemos por ejemplo situar una pequeña fuente en nuestro salón. El flujo del agua nos garantiza la relajación. En lo que conciernen los espejos, podemos colocarlos en los corredores, pero nunca en nuestro cuarto: los espejos impiden que la energía positiva pase a la habitación. Si tenemos cortinas, privilegiemos los colores claros y los materiales ligeros. Las rayas no son recomendables en los interiores de nuestras casas, estas simbolizan la cárcel en la cual nosotros mismos nos encerramos, por lo que no son un diseño o decorado positivo.

La cocina es el lugar central de la casa, consigue una canasta para las frutas frescas y las especias de diversos colores, dando así un toque caluroso y acogedor a la habitación. En el Feng Shui, lo ideal es tener iluminación que provenga de la luz natural.  Pero cuando la luz natural cae, es mejor utilizar focos de luz halógena, los cuales son más adaptables. 

El simbolismo es muy importante también, por lo que es necesario prestar atención a la decoración que tenemos en los interiores de la casa: un cuadro con un simbolismo negativo traerá inevitablemente una mala energía consigo. Para obtener un lugar de vida más tranquilo, las campanas son nuestras mejores amigas: el sonido que emiten permite equilibrar la casa al igual que a sus habitantes y mantiene por fuera las energías negativas. 

Para todos sus proyectos de arquitectura de interiores encuentre a los arquitectos de su región en Encuentra-tu-arquitecto.com

Artículos similares



¿Es usted arquitecto/a

y quiere aparecer en nuestra web?

¡CONTÁCTENOS!